El Desván, Desembalaje de antigüedades.

Hoy os traigo un post un poco especial ya que la feria el Desván ha abierto sus puertas esta misma tarde y como no quiero que os la perdáis y podáis ir mañana a verla os lo escribo ahora. El horario de hoy ha sido de 16:30 a 20:30 y mañana es de 10:00 a 20:30.

La feria es en el recinto ferial de Barbastro (Huesca) en la  Avda. Estación, s/n. La entrada es gratuita y se puede aparcar en la zona sin ningún problema ya que hay mucho espacio y gratuito.

Esta es la 10ª edición del desembalaje de antigüedades, a lo largo de estos años se ha convertido en una cita imprescindible para anticuarios y amantes de las antigüedades, y es que no es para menos. Con 32 anticuarios procedentes de diferentes puntos de España y de Francia que ponen a la venta miles de piezas antiguas y de colección, de todos los estilos y para todos los bolsillos, ¿quien se puede resistir? Yo ,no. Como ya os comenté no me la pierdo nunca.

Así que os voy a empezar a explicar mi visita de hoy. La sala donde se lleva a cabo el desembalaje es un espacio diáfano, al entrar por la puerta ya ves a todos los expositores. No hay stands, sino que cada expositor tiene en su zona una mesa con los objetos que vende, o incluso según que cosas están en el suelo.

Como es normal en este tipo de eventos, los vendedores no tienen un único tipo  de objetos o de una época en concreto sino que en una misma parada puedes encontrar desde herramientas y maquinaria para el campo a menaje de cocina o muebles.

Si vais con una idea clara de lo que necesitáis alomejor no lo encontráis pero estoy segura que si vais a la feria con la idea de no comprar os acabareis enamorando de alguna cosa.

Y eso es exactamente lo que me ha pasado hoy a mi, me he enamorado de dos cestas de naranjas, que he de reconocer que las he visto me han gustado y las he comprado. Al salir del recinto nos hemos encontrado con unos conocidos y me han dicho que eran cestas de naranjas,(vamos que yo las he comprado sin saber de que eran),aún no se que haré con ellas pero algo se me ocurrirá.

Y también me he comprado un almud (es una antigua medida de granos, legumbres, trigo, cebada, algunos cereales y de algunos líquidos de valor variante de acuerdo con la región o en épocas del año), este objeto es más fácil de sacarle partido ya que puede decorar cualquier rincón de la casa.

Sinceramente he visto un montón de cosas que me hubiera comprado (las tengo en mi lista de deseos del mundo vintage), como un molinillo de café (y eso que no me gusta el café, pero los veo tan bonitos para decorar una cocina), hoy los he visto de madera natural, madera pintada, de metal, de metal pintados…a cual más bonito!!

Otras de las cosas de mi lista son: una plancha para la ropa de hierro, un teléfono antiguo (había de sobremesa y de pared, alguno era bastante antiguo), una maquina de escribir (pero de las grandes, de oficina), una caja registradora (he visto una pero no era muy grande), una radio…

Y por supuesto…¡¡damajuanas!!, sí, lo sé, ya tengo unas cuantas pero es que me encantan. Me ha sorprendido un poco el precio de las aceituneras porque las he visto un poco caras. Y seguro que me dejo un montón de cosas más de mi lista de deseos vintage, porque no se como lo hago que solo hace que crecer.

Si tenéis objetos antiguos o vintage que queráis vender esta es una buena oportunidad ya que a los anticuarios también les interesa comprar nuevo material, y que mejor oportunidad para ti que tener a tantos anticuarios a la vez con los que negociar.

Así que ya sabéis, plan para el domingo, ir a visitar El Desván.

¡¡Os aseguro que no os arrepentiréis!!