Silla infantil

Hoy os traigo un nuevo proyecto en el que he estado trabajando los últimos días.

Ha sido un nuevo desafío Craftlover de Handbox. Se presentaba  la gama de nuevos productos DECO de La Pajarita y desde Handbox me invitaron a crear un proyecto para probar una de las nuevas gamas.

Enseguida tuve claro que iba a renovar una silla de madera de cuando mi hermana y yo eramos pequeñas ya que estaba muy deteriorada y me apetecía darle un aspecto actual. La tela la compré en la Mercería Brualla de Binefar (Huesca), fui con las pinturas y elegí la que más se ajustaba a los colores.

La gama que he probado ha sido la Gloss Paint, es un esmalte al agua muy brillante.

Cuando la abres tiene una textura y apariencia muy parecida al Chalk Paint, porque además se limpia el pincel con agua y jabón, como la Chalk Paint.

Al pintar también se le parece mucho,porque cubre muy bien y es sencillo pintar con ella. Al irse secando se va viendo el efecto Gloss de esta pintura, ya que es en ese momento cuando se ve que es un esmalte.

Os dejo el paso  a paso por si os animáis a hacerlo vosotros.

Lo primero que hice fue lijar la silla para retirar algunos restos de pintura. Una vez lijada la limpié y le dí una capa de imprimación.

Cuando la imprimación estuvo seca le dí la primera capa de pintura Gloss Paint color Sometimes. El fabricante recomienda dejar secar entre 6-8 horas entre capa y capa, pero por mis horarios de trabajo lo dejé casi un día entre una capa y otra.

Al secarse la segunda capa de pintura pegué los gomets de estrellas en las barritas de la silla y en los cantos puse washitape. De esta manera podía pintar con el otro color sin que se manchara el resto de la silla.

Y eso fue lo que hice, pinté las barritas con el color Dark Iron. Le dí dos capas de pintura, dejando pasar entre ellas el tiempo de secado recomendado.

Cuando la pintura se secó retiré las pegatinas de las estrellas con la ayuda de un cúter, y también saqué el washitape. El resultado me encantó.

Ahora faltaba lo más complicado para mi ya que era la primera vez que lo iba a hacer…tapizar. Así que como mi hermana es una manitas le pedí ayuda.

Primero corté la guata y la tela. Grapamos la guata a la silla y recortamos el sobrante.

Después le hicimos un dobladillo a la tela con agujas para que a la hora de tapizar no se deshilachara.

Colocamos la tela sobre la silla y empezamos a grapar, tensando para que no quedaran arrugas. Empezamos por el lado frontal y seguimos en el sentido de los puntos cardinales, de esta manera se iba tensando por los cuatro costados.

El resultado lo podéis ver vosotros mismos, un cambio radical en una silla que estaba para tirar.

Espero que os haya gustado.

¡Hasta pronto!

 

 

 

 

Anuncios