Tarta de chucherías

Esta semana fue mi cumpleaños y les hice una tarta de chucherías para los niños de la ludoteca. Hoy os dejo el paso a paso para que la podáis hacer vosotros en casa.

Los materiales que necesité fueron:

-Regalices de fresa

-Nubes

-Fresas

-Tiras de fresa ácida

-Papel de plata

-Poliespan

-Palillos redondos

-Cinta de doble cara

-Blonda

-Plato de cartón

-Velas

Y las herramientas necesarias:

-Tijera

-Dedal

-Cúter

Lo primero que hice fue sacar todas las chucherías de las bolsas para ver que cantidad tenía de cada una. Al querer hacer una tarta cuadrada necesitaba que hubiera una cantidad par de todas ellas para que me quedará igual por todos los lados.

Después corté el poliespan, era una plancha lisa de unos dos centímetros de grosor por lo que marqué unos cuadrados de estas medidas:

20×20 cm

14×14 cm

8×8 cm

Y los corté  con el cúter, este proceso es muy sencillo ya que es un material bastante blando.

Una vez los tuve cortados los forré con papel de plata, para que se sujetará mejor usé cinta de doble cara (últimamente la uso para muchas cosas, se esta empezando a convertir en imprescindible), de esta manera quedaron bien forrados y no se veía lo que había debajo.

El siguiente paso fue fijar la estructura, para ello puse un piso encima del otro y en el piso superior clavé unos palillos que atravesaron los tres pisos, solo con este sencillo paso ya se queda fija toda la estructura.

A continuación vino la fase más laboriosa, colocar todas las chucherías. Para ello me hice primero un pequeño esquema superponiendo las chucherías en la tarta sin fijarlas, así iba viendo cuantas necesitaba para cada zona.

Una vez tuve claro como iban a ir corté palillos por la mitad y con la ayuda del dedal fui clavando las chucherías.

En las zonas que tenían que cubrirse más ( los laterales), puse nubes. En las esquinas fresas para dar el efecto de guindas.

Para la base superior utilicé regalices, como eran más largos que la base los corté. Y en las partes que quedaban libres de la base inferior e intermedia también puse regalices.

Completando los huecos que aún se veían, ya que lo bonito es que no se vea el papel de plata, puse tiras de fresa ácida, en las esquinas formando rosas y en el resto a lo largo.

El último detalle fue colocar las velas y poner la tarta sobre la blonda y el plato de cartón para darle aún más el aspecto de tarta.

Todas las chucherías las compré en Mercadona, las venden en bolsitas y son bastante económicas. Por lo que una tarta de este tipo es muy resultona y no es cara.

Lleva su rato de preparación pero es muy entretenido.

 

¿Os ánimais vosotr@s a hacer una?

 

¡Hasta el próximo día!

Anuncios